Una mirada a la tribu Silicon Valley

Compartir ahora:

Hace unos años, la periodista de The Wall Street Journal Alexandra Wolfe, hija de Tom Wolfe –uno de los pioneros del Nuevo Periodismo y autor de libros de no ficción, como The Electric Kool-Aid Acid Test–, descubrió que todos los jueves, a las seis de la tarde, el restaurante del lujoso hotel Rosewood Sand Hill, en Palo Alto, California, se atiborraba de mujeres rondando los 40 años en busca de aventuras amorosas con la población masculina de este lugar.

Ellos son jóvenes vestidos con jeans, playeras y sudaderas, que se reúnen a trabajar aquí con sus laptops. Y que resultan ser millonarios con menos de 30 años, provenientes del mundo de las nuevas tecnologías y las start-ups, como casi todos los que viven entre las zonas conurbadas de San Francisco y San José, el famoso Silicon Valley.

Wolfe lleva tiempo recorriendo las entrañas de este valle, que no conoce de socialite, sino de tecnolite, la antítesis de los empresarios de traje y corbata de Wall Street. Una tribu urbana de ‘niños digitales’ que no tuvieron que aprender de tecnología porque crecieron con ésta; jóvenes visionarios que supieron que internet se convertiría en la nueva gran industria del mundo y se apoderaron de él.

Son los que están creando, operando y desarrollando compañías con todo un potencial que hacen ver a la televisión y la energía nuclear como reliquias del pasado”, escribe Wolfe en Valley of the Gods. A Silicon Valley Story, libro publicado por la editorial Simon & Schuster.

En 2006, la periodista conoció a Peter Thiel, cofundador de PayPal, uno de los primeros inversionistas de Facebook y gran partidario de Donald Trump. De él, dice Wolfe, ha escuchado las ideas más descabelladas, como construir islas flotantes para ganar terreno al mar o fondear proyectos sobre la eterna juventud. Pero la que más repercusiones ha tenido, y que le abrió las puertas para escribir este libro, fue el proyecto ‘20 Under 20’, que inició en 2010 y hoy lleva el nombre de The Thiel Fellowship.

Thiel se dio cuenta de que, tras la recesión económica de 2009, cientos de universitarios terminaban sus estudios con grandes deudas y sin ninguna posibilidad de encontrar trabajo.

Así que convocó a estudiantes menores de 20 años, con innovadores proyectos de tecnología, para que abandonaran las universidades, aprovecharan su talento e iniciaran una compañía otorgándoles 100,000 dólares como inversionista. De esa convocatoria, seleccionó rigurosamente a 20, muchos de ellos ya reclutados por los gigantes de este poderoso valle.

En este libro, Wolfe revela quiénes son algunos de estos jóvenes. Como Aam Munich, que está trabajando en radiografías móviles, o John Burnham, quien sueña con robots que puedan excavar asteroides. “Otro blog de Tumblr no va a revolucionar el mundo, pero seguramente uno de ellos nos pondrá en Marte”, concluye la periodista en esta radiografía que hace de los jóvenes que están moviendo Silicon Valley.

Un equipo de periodistas independientes es el responsable de investigar y hacer la reseña de cada libro o producto. Grupo Expansión gana una comisión que los afiliados otorgan por cada venta, ingreso que sirve para continuar informándote día a día.

FUENTE: EXPANSIÓN

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *