Tercer grado regresó: primera entrevista a Andrés Manuel López Obrador

Compartir ahora:

El programa tercer grado volvió y en su primera entrevista contó con la participación del candidato de la coalición “juntos haremos historia”.

Recién comenzado el programa no tardaron en llegar esas preguntas incómodas, algunas de ellas con un estilo auténticamente puro de conocer la propuesta del candidato, otras con el fin de interpelar y sacar de carril al candidato presidencial.

En opinión de quien escribe López Dóriga representa los intereses de los partidos a los que sirve.

Con astucia y siendo políticamente correcto AMLO no se enganchó en provocaciones, y recurrió a una frase: “safo no me engancho”. Dicha misiva marcaría el ritmo con cual llevaría todas las preguntas, esquivar y contestar si fuese necesario y evadir para no caer en provocaciones absurdas.

Estos fueron los pilares:

Unidad y reconciliación

Andrés Manuel hizo un hincapié en que el rescate del país solo se puede concretar manteniendo al país unido y reconciliado, que ningún mexicano es indiferente ante el astío que vivimos gracias a la inseguridad, corrupción e impunidad en los que está sumergido el país.

Con dicha premisa asegura que de ganar la presidencia los mexicanos lo apoyaron incluso aquellos que no hayan vota por el.

Amlo declaro que el único miedo que tiene es enfrentar la crisis por la que atraviesa el país

Guerra sucia y Empresarios

López Obrador aseguró que no tiene ningún problema con los empresarios, ante esto López Dóriga lo increpó con las noticias sobre sus problemas con el sector empresarial y lee ante él las noticias nacionales sobre el tema.

En su defensa él aclara que éste es un grupo que apoyo el fraude del 2006 con la compra de tiempos de radio. Por lo que no le extraña que actúen de tal modo, sin embargo, es un grupo pequeño y los empresarios en país son muchos más. En referencia a estos pequeños grupos aclaró:

Hay quienes no quieres dejar de mandar, que quieren seguir robando.

Corrupción

El mal que más aqueja al país es la corrupción misma que se debe combatir comenzando desde arriba.

Si el presidente es corrupto, los gobernadores serán corruptos , luego, los presidentes municipales.

La corrupción es un cáncer que se debe cortar desde tajo para este candidato a la presidencia, y para ello él afirma que se requiere de la voluntad de querer obrar de acuerdo a las máximas más loables dentro de la ética.

Ante este punto fue cuestionado por Merker quién le mencionó que “la voluntad parece no ser suficiente, y que debía ser claro si se necesitaría el apoyo de las instituciones o no.”

Hay que llamar al pueblo a cuidar que nadie se robe el dinero del gobierno.

Tal cuál mayéutica socrática Andrés Manuel reafirmó que todo depende mucho del presidente y que debe haber una voluntad política por hacer el bien. Ante esto puso un ejemplo.

¿Por qué no se castiga el caso de odebrech, o la gran estafa, o la casa blanca? No hay voluntad política.

Aquellos que interpelaban solo asintieron.

Concluyó este bloque afirmando: “Vamos a moralizar al país, que nadie se equivoque…Es una vergüenza que México haya crecido como un país corrupto a nivel mundial”.

Opinión de Santana Rodríguez

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *