Recomendación de cine: Annabelle 2, La creación

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+

¿Quién dijo que las segundas partes no son buenas?

En 2014 recibimos la primera parte de la historia macabra de la muñeca Annabelle, que solo se puede identificar como un asalto a las carteras de los fans de la película que lo originó todo “El conjuro”. Llega esta segunda parte dirigida por David Sandberg, conocido por su excelente  trabajo en “Lights Out”, toma las riendas de este proyecto moribundo con resultados increíbles.

Annabelle 2: La creación nos cuenta una historia sorprendentemente profunda para una cinta de terror, nos presenta a dos mejores amigas: Linda y Janice, ambas son llevadas a una casa  antigua que funciona como orfanato, el cual es cuidado por el matrimonio Mullins. A Linda le advierten que bajo ninguna circunstancia debe abrir cierta habitación, lo que desencadena una curiosidad profunda en las pequeñas. Obviamente, en aquella habitación habita un ente tan maligno y destructivo como ningún otro.

El director hace de esta premisa un filme de terror superior a todas las expectativas, con una segunda mitad muy superior al lento incómodo inicio de la película. Sandberg construye su proyecto con un excelente diseño sonoro y una cinematografía impecable -por fin los estudios están entendiendo que el invertir en un director y equipo de primera resulta una buena cinta-.

El sonido principalmente es el que se lleva las palmas, su construcción y diseño son impecables. Annabelle 2 funciona también por su cinematografía; el fotógrafo  Maxime Alexandre hace una propuesta en cámara bastante rica en su paleta y la selección de planos.

El elenco es un tanto mixto,  empezando por nuestra protagonista Lulu Wilson, que conocimos  en  “Ouija”  y que ahora le da vida a Linda, su trabajo en este proyecto sobresale por mucho al anterior. Linda es un personaje complicado – no spoilers- y la actriz lo sostiene sin problemas mientras nos lleva de la mano a lo más profundo de la maldad. Su mejor amiga, Janice, que es encarnada por Talitha Bateman, hace un esfuerzo por mantener el ritmo y lo logra sin problema, además la química entre ambas es palpable. Sorpresivamente en el desenlace el espectador se sentirá genuinamente interesado por las pequeñas, algo casi inaudito en un poyecto de este corte en la actualidad. Desafortunadamente el resto de los habitantes son un poco más de decoración y en el desarrollo de esta historia son olvidadas o totalmente borradas de la faz de la tierra. Los Mullins, Miranda Otto y Anthony LaPaglia cumplen su misión de darnos bases para el origen de la muñeca y nos llevan de la mano en el desarrollo catastrófico de la historia.

Esta secuela es divertida y excelentemente bien llevada. No es una cinta perfecta, pero cumple su misión de entretener y dar al público los sustos que tanto desea. No la dejes pasar, te prometemos que no te arrepentirás.

FUENTE: SDPNOTICIAS

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *