¿Qué preguntas deberían respondernos los candidatos a la presidencia?

Compartir ahora:

Ya vienen los debates y debemos estar listos

Nos encontramos en el proceso de intercampañas y pronto se “revelarán” todos los candidatos oficiales a la presidencia de la república; aunque ya todos sepamos quiénes van a aparecer en las urnas.

En las encuestas, al momento, muestran que las elecciones ya están decididas; sin embargo, no es menester de este artículo, pensar en quién nos va a dirigir por los siguientes seis años.

Nuestro objetivo es reflexionar sobre los debates políticos que se han llevado a cabo últimamente y pensar en los que tres debates presidenciales que ocurrirán antes de los comicios.

En los pasados enfrentamientos con los dirigentes de los partidos o coaliciones pudimos observar que lo que imperó fue la grilla. En pocas palabras su objetivo fue desacreditar al rival en lugar de que tomaran el espacio para poder exponer sus propuestas, que es realmente lo que les importa a todos y cada uno de los mexicanos.

Desde nuestro punto de vista estos son los puntos que deberían abordar en los futuros debates:

Sistemas sociales Funcionales

En las campañas es común ver al gobierno en turno jactarse de los logros obtenidos con sus programas sociales, que en general son los mismos, pero con cada gobierno cambia de nombre. Unas veces es oportunidades, otras, prospera. Sin embargo, los años pasan y las personas beneficiadas continúan en la pobreza. ¿Por qué? Sencillo, no son programas diseñados para que las familias puedan superarse, sino, solo para mitigar un poco sus necesidades. Se les da pescado, pero no se les enseña a pescar.

Lo que los mexicanos necesitan son programas sociales donde no solo los ayuden con economía, sino que los capaciten para cómo utilizar esos recursos para hacer rendir su dinero, pero sobre todo que lo puedan invertir en un negocio para que ellos puedan crecer y salir de las condiciones precarias en las que se encuentran.

Protección de la cultura y los recursos naturales

Lamentablemente “Marichuy” no pudo recabar todas las firmas necesarias para llegar a las boletas y de esa forma ser voz de todos los pueblos originales de nuestra nación ante las cámaras en los debates. Por lo tanto, es deber de todos los candidatos políticos pensar y exponer como protegerán y respetaran la autonomía de los pueblos indígenas; que durante años han sido explotados, agredidos y menoscabados por todas las instituciones.

Pareciera que todos ellos solo son considerados ciudadanos en día de elecciones porque es necesario su voto.

Aunado a la protección de estos pueblos, los candidatos deben ser claros en su postura sobre cómo salvaguardarán los recursos naturales del país, como lo son el agua, la flora y la fauna.

Su postura debe ser tajante ante la negación de la sobreexplotación de los recursos por parte de las transnacionales instaladas en el país.

Corrupción y Seguridad

Éste es, tal vez, el tema más álgido de los aquí presentados. La realidad doliente del país clama un cese al fuego. El pueblo mexicano está harto de la violencia inconmensurada vivida en los últimos 18 años. La guerra no ha sido la solución y ninguno de planteamientos actuales ha podido dar solución a este cáncer que poco a poco carcome a la sociedad.

La ley de seguridad Interior más que una solución agravará este problema.

Los candidatos deben ser concretos en este punto y expresar de la mejor manera cómo piensan trabajar para disminuir el impacto de la violencia en el país. Hablo de reducir, porque no debemos ser fantaciosos, este es un problema que no se solucionará a la brevedad, el proceso de curación será largo, pero deben colocarse las bases para ello y ser contante.

Otro punto que va de la mano con la violencia es la corrupción y el futuro presidente o presidenta de México debe responder la siguiente pregunta:

¿cómo blindar los recursos para que ningún servidor público pueda hacer uso indebido de ellos?

Esta respuesta todos los mexicanos la esperamos con ansias ya que estamos fastidiados del uso indebido de todos nuestros impuestos.

Educación

No, no deseo hablar de una reforma educativa, un tema que a mi parecer ha sido demasiado politizado.

El deseo es hablar del rezago educativo en el que se encuentra el país en comparación con otras naciones miembros de la OCDE. México ya no necesita robots ni ovejas. Actualmente las máquinas pueden remplazar muchas de las cosas que normalmente hacíamos, incluso hasta los banqueros, están siendo remplazados con cajeros automáticos.

¿Cómo hacer más valioso al educando para que sea necesario en el mundo laboral?

La respuesta radica en la formación que fue extirpada de nuestros sistemas educativos por considerarla inútil. Me refiero a la formación humanista y crítica.

Filosofía, lógica, moral y ética deben volver a las aulas públicas.

No hablo de egresar la formación eclesiástica, si no de volver a darle a los educandos la formación que integrará la actitud crítica ante la vida y su deber ser ante la sociedad.

Mejores ser humanos son mejores emprendedores o empleados.

Los candidatos deben ser puntuales en cómo lograran mejorar la educación del país.

Si bien estos puntos no son los únicos que deben responder los candidatos en los debates, sí son de los más importantes, las respuestas que den a la solución y desarrollo de cada uno de ellos podrá indicarnos si son o no la mejor opción para dirigir al país.

Opinión de Santana Rodríguez

 

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *