La bandera de cabeza ¿Error o una protesta?

Compartir ahora:

El día de ayer en la conmemoración del Día de la Bandera, llamó la atención de los medios internacionales que a la hora del izamiento del el lábaro patrio el águila se encontraba boca abajo y no de la manera habitual.

Error que el mismo presidente Enrique Peña Nieto desestimó en su discurso posterior al acto protocolario.

Pero, ¿que fue esta acción?¿un error? ¿Subversión? ¿Protesta? ¿Señal divina?

La razón de esta acción lamentable mente no la tenemos, sin embargo, eso no impide que podamos especular al respecto y expresar a modo de ensayo el porqué de esta acción con la bandera.

Partiremos de la representación. En este caso la bandera de cabeza es un claro ejemplo de la realidad del país.

Una nación que se encuentra asolada por una guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado que parece no tener fin.

Ejemplifica bien a un pueblo cansado hasta la coronilla de los actos de corrupción e impunidad que sufren constantemente por parte de las autoridades y sus representantes.

Símbolo de soberanía invertida, tal cual México se encuentra en nuestros días, sirviendo a intereses particulares de unas cuantas personas y sectores empresariales.

Una bandera bañada con la sangre de todos y cada uno de los mexicanos, víctimas y victimarios, muertos en estos 18 años de guerra contra el cáncer que es a droga.

Una bandera invertida manda una señal de auxilio al mundo indicándole que ya está harto de su gobierno y pide un cambio radical en su nación.

Bandera que es una clara señal que el ejercito desconoce a sus superiores y sus órdenes, de los cuáles, no es la primer vez que se quejan. No existe un error tal. 

Opinión de Santana Rodríguez

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *