Fanatismo: Enemigo a Vencer en las Elecciones 2018

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+

Como si de culto religioso se tratara, muchos de los votantes entregan su devoción a un contendiente por un determinado cargo público.

Desde que los medios de comunicación han sido un arma para las campañas políticas, esta imagen de personas que son capaces de hacer lo que sea por apoyar a su candidato es muy común.

Algunos pagados, tal vez. Sin embargo, dicha devoción parece, hasta cierto punto, no tener explicación alguna.

Para poder resolver esto tenemos que pensar forzosamente en los medios de comunicación, ya que es a través de ellos que nos llega la imagen de cada uno de los contendientes políticos. Ellos son los encargados de hacer que una persona sea un héroe o un villano.

El bombardeo mediático al que estamos constantemente sometidos poco a poco entra en nuestro subconsciente y de una manera muy sutil va delimitando la opinión que tenemos al respecto de ellos.

Por ejemplo, la campaña mediática que realizó televisa con el actual presidente, lo consagraba inconscientemente como el típico galán de telenovela, con la actriz guapa como esposa y toda una vida llena de éxitos. Durante ese tiempo le pregunté a algunas personas si votarían por él, me contestaron que por qué no hacerlo si era muy guapo. Las imágenes donde señoras se abalanzaban para poderlo abrazar e incluso hasta besar, daban la vuelta al mundo.

Actualmente estas prácticas son cada vez más comunes, pareciera que la eticidad de los medios por mostrarnos la verdad sea reducido a cuánto están dispuestos a pagar los partidos por su divulgación.

Desde hace unos años la imagen guerrillera de Andrés Manuel López Obrador fue cambiada por la de un guía; pasó a usar sólo vestimentas blancas y en la mayoría de sus spots sale en un entorno rodeado de la naturaleza o de libros.

Anaya en estos momentos es mostrado como el único candidato en hacerle frente al PRI, cosa más alejada de la realidad, muchas de las reformas que hoy por hoy aquejan a los mexicanos fueron aprobadas también por su bancada, sin embargo, eso no se menciona. Por otro lado, Meade cuenta con el apoyo de toda la bancada del PRI en sus spots navideños nos muestran una persona cercana a lo familiar, amable e interesada en el bienestar de su país.

¿Qué es lo que busco?

Solo una cosa, que como sociedad no nos dejemos guiar por las apariencias, que nuestro voto sea elegido de manera consiente, en aras del bienestar de todos los mexicanos y no en favor de un pequeño grupo y detrimento de la mayor parte de la sociedad.

Que dejemos las imágenes atrás y evaluemos los hechos y las propuestas que tienen para ofrecernos todos los candidatos.

Que no importa por quién votemos, mientras ese voto sea consciente de las implicaciones que pueda tener que cierta persona llegue o no al banquillo presidencial.

Que no nos dejemos guiar por discursos vacíos, que lo único que contienen son falacias o meras ilusiones.

El futuro de la nación estará en manos de los que salgamos a votar en los siguientes comicios, de nosotros depende la prosperidad o la miseria en la que queremos vivir por los siguientes seis años.

Opinión de Santana Rodríguez

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *