Estados Unidos procesa a 13 rusos por injerencia electoral

Compartir ahora:

Trece individuos de nacionalidad rusa y tres entidades rusas fueron acusados el viernes de orquestar una compleja trama para interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses del 2016, anunciaron las autoridades.

El expediente, abierto por la oficina del fiscal especial Robert Mueller, asevera que los rusos usaron cuentas falsas de redes sociales y anuncios comprados de manera fraudulenta en nombre de ciudadanos estadounidenses, para tergiversar la campaña entre el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton.

El documento de 37 páginas agregó que al adoptar identidades falsas, publicaron en internet mensajes divisivos, además de que viajaron al país para tareas de inteligencia y participaron en actos políticas haciéndose pasar por estadounidenses.

La Agencia Rusa de Investigación de Internet “tenía el objetivo estratégico de tratar de generar discordia en el sistema político estadounidense, incluyendo la elección presidencial de 2016”, sostiene la acusación.

“Los acusados publicaron información inapropiada sobre varios candidatos y desde inicios a mediados de 2016, sus operaciones incluyeron el respaldo a la campaña presidencial del por entonces aspirante Donald J. Trump y realizar comentarios despectivos sobre Hillary Clinton”, agrega.

El vicefiscal general Rod Rosenstein dijo a periodistas al anunciar las acusaciones que la investigación no está terminada.

La acusación se hace eco de las conclusiones presentadas en enero de 2017 por la comunidad de inteligencia de Estados Unidos, que descubrió que Rusia influyó en la elección, y que sus objetivos incluyeron eventualmente ayudar a Trump.

Un portavoz del Kremlin dijo que el Gobierno ruso no conocía los detalles de la acusación.

El presidente Trump fue informado de la acusación, dijo la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders. El mandatario nunca aceptó abiertamente el reporte y ha denunciado la investigación de Mueller respecto a si su campaña se coludió con el Kremlin como “una caza de brujas” respecto a si su campaña se coludió con el Kremlin.

El mandatario republicano reconoció el viernes que Rusia lanzó un campaña anti-estadounidense antes de las elecciones de 2016 pero aseguró, en un mensaje en Twitter enviado después de conocerse la acusación de Mueller, que su comando de campaña no cometió irregularidades.

“Rusia comenzó su campaña contra Estados Unidos en 2014, mucho antes de que yo anunciara que me postularía para presidente. Los resultados de las elecciones no se vieron afectados. La campaña de Trump no hizo nada malo, no hubo colusión”, escribió Trump en un tuit.

La acusación identifica a la Agencia Rusa de Investigación de Internet, 13 rusosy a otras dos compañías.

Los hallazgos de la agencia de inteligencia estadounidense en 2017 han desatado investigaciones sobre cualquier vínculo entre la campaña de Trump y Rusia, algo que tanto el ahora mandatario como Moscú niegan.

La acusación describe una operación sofisticada de larga data y muy bien financiada, bautizada “Proyecto Lakhta”, que habría comenzado en mayo de 2014. Revela un nivel de planificación superior al conocido respecto al intento de Moscú de interferir en la elección.

La organización empleaba a cientos de personas, que iban desde creadores de perfiles ficticios a expertos técnicos, y para septiembre de 2016 su presupuesto superaba 1.2 millones de dólares, de acuerdo al documento de la corte.

La investigación de Mueller ha llegado a personas cercanas del presidente Donald Trump, como su yerno Jared Kushner.

FUENTE: ELFINANCIERO

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *