Clinton busca asegurar la Presidencia con Arizona

  • Twitter
  • Facebook
  • Google+

Si la semana pasada muchos hablaban del golpe que supondría para las huestes republicanas una derrota en Texas, su feudo más tradicional y relevante, ahora parece ser Arizona el tema de conversación en términos de vuelco electoral.

Hillary Clinton sabe que un triunfo en ese estado tradicionalmente conservador sería el golpe definitivo para evitar que Donald Trump tenga alguna posibilidad de llegar a la Casa Blanca. Y sus opciones mejoran por momentos. Las últimas encuestas sitúan a la demócrata cinco puntos por encima del magnate neoyorquino, que ha ido perdiendo terreno a medida que sus comentarios y filtraciones le han ido restando popularidad.

Aunque aún hay un alto porcentaje de votantes que no se ha decantado por una u otra opción, parece claro que el vídeo de Trump de 2005, mofándose de su poder para abusar de las mujeres, no ha sentado bien entre los votantes conservadores. Tampoco le ha ayudado el hecho de que el senador por Arizona y excandidato republicano a la presidencia, John McCain, le haya retirado su apoyo. Ese vídeo le acabó costando su respaldo.

Clinton lo sabe y por eso se ha volcado con Arizona y sus 11 votos electorales. De momento, su jefe de campaña, Robby Mook, ha confirmado que invertirán dos millones de dólares en publicidad en los próximos días y que contarán con pesos pesados como Bernie Sanders, Chelsea Clinton y Michelle Obama para hacer campaña en favor de la exsecretaria de estado en esas tierras.


Hombre sostiene playera "Señora Presidenta (acostúmbrense)"
Hombre sostiene playera “Señora Presidenta (acostúmbrense) Hillary 2016”

Sería una victoria muy importante, tanto a nivel práctico como psicológico para el bando demócrata, puesto que en 15 de las últimas 16 elecciones se ha llevado el gato al agua el partido conservador. A favor cuentan, no solo con las encuestas, que han mejorado de forma dramática desde el verano, cuando Clinton tan solo tenía con dos puntos de ventaja sobre su adversario, sino por la cada vez mayor influencia del voto hispano. Ese porcentaje de población ha crecido de manera sustancial en la última década.

Habrá menos abstención

En las elecciones estatales de 2006, los hispanos representaban el 9 por ciento del voto. Después, en los comicios de 2010 y 2014, el porcentaje aumentó hasta el 12 por ciento y en la actualidad son el 17 por ciento del total.  Parece además que estos comicios son realmente importantes para ellos, puesto que acudirán en masa a votar. De acuerdo a una reciente encuesta, el 83 por ciento de los registrados planea ejercer su derecho al voto en noviembre, cuando normalmente la abstención suele ser mucho más alta.

El congresista Raúl Grijalva indicó a un canal de televisión local que se trata de un momento histórico para muchos en el estado. “El voto en Arizona de los latinos, hasta cierto punto, no es solo un voto a favor de Hillary o uno en contra de Trump, sino una especie de referéndum de la comunidad al completo”, afirmó.


clinton-001


En juego está el futuro de la política migratoria desde Washington que afectará a cientos de miles de habitantes del estado. Por un lado está Clinton, que confía en llevar a buen término la reforma migratoria y regularizar a millones de inmigrantes, y por otro Trump, que quiere construir un muro con México para que no pase nadie sin papeles. Puede ser la explicación fundamental de por qué las encuestas favorecen a la exprimera dama. Si nadie lo impide, se dispone a hacer historia en Arizona.

 

Pablo Scarpellini / AP

Acciones Concretas y Positivas de la Procuraduría General de Justicia de Nuevo León​

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *