Bancos, la clave de su crecimiento podrían ser las fintech

Compartir ahora:

El mito de que las fintechs y los bancos tradicionales no son compatibles ha comenzado a desvanecerse.

Tras un lapso en el que ambos tipos de instituciones financieras se percibían como opuestos, se ha comenzado a definir un lenguaje común y “se llega a la conclusión de que la colaboración no sólo es posible, sino urgente”, afirma el estudio ‘Un camino de doble sentido. La coopetición de instituciones financieras y fintechs en América Latina’.

“Las grandes instituciones financieras -dinosaurios- necesitan de las fintechs -unicornios- para identificar aquellas innovaciones que prometen ser de alto impacto en la industria”, se lee en el paper elaborado por Startupbootcamp, el IPADE y Ernst & Young (EY).

A la gran banca se le adjudica, dice el estudio, falta de resiliencia ante el ‘asteroide’ tecnológico, “debido a su lentitud para implementar cambios en su operación, la inflexibilidad de sus procesos y la aversión al riesgo de los tomadores de decisiones”.

Los bancos podrían encontrar en las startups la posibilidad de aumentar su satisfacción al cliente, una de sus debilidades, explicó Iñaki Aldonza, socio líder del sector financiero de EY. Esto mediante la adopción de tecnologías utilizadas por las fintech como el manejo de finanzas personales vía algoritmos, un sistema más eficiente de pagos y mecanismos de seguridad, como la biometría.

“Las fintechs son, en gran parte, instituciones que se integran con los bancos para que estos puedan ofrecer mejores productos, mayor valor agregado y generar una nueva oferta de valor para sus clientes. De ahí la importancia de que exista una interacción eficiente entre fintechs y el sistema financiero”, explica Álvaro Rodríguez Arregui Fundador y Managing Partner deIGNIA, en el paper presentado este viernes.

En el ADN de los bancos está gestionar eficientemente cuentas y aprobar créditos. Cuentan con una estructura tecnológica sólida pero, según se explica, son lentos en aprovechar tecnologías emergentes que ofrecen eficiencias operativas sustanciales y con lo cual podrían mejorar la experiencia de sus clientes.

“El ADN del banco es ser un banco, aprobar créditos y entregarlos a los clientes. En general, no piensan en la tecnología, no es su corazón”, dice en el estudio Sergio Furio, fundador de la startup brasileña Creditas.

La colaboración entre las startups y las entidades financieras tradicionales puede llevarse a cabo mediante diferentes formas: las fintechs pueden ser proveedoras de tecnología, los bancos pueden inyectar capital en los emprendimientos a cambio de servicios tecnológicos o incluso adquirir algunos de ellos.

En esta última opción, explicó el socio de EY, será necesario que las startups no se vuelvan completamente parte de la estructura del banco, pues corren el riesgo de frenar su innovación.

La Ley Fintech establece que las entidades financieras requieren autorización de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores para participar en el capital social de las fintechs. Los bancos, dicta la regulación, deberán utilizar personal y canales de promoción distintos a los de sus operaciones principales.

FUENTE: ELFINANCIERO

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *