Arvolution lleva la realidad virtual a las fábricas

Compartir ahora:

Arvolution es resultado de un pequeño fracaso. En 2015, Octavio Jiménez era estudiante de Ingeniería en Animación Digital y desarrolló, con su compañero Miguel Novao, un software que desplegaba con tecnología 3D información de las piezas de los museos. Intentaron venderlo, pero no tuvieron éxito.

Un año más tarde, aplicaron a la aceleradora NUMA. Querían crear una solución de realidad virtual para la industria del entretenimiento. Sumaron a David Jiménez, en el área de tecnología, y Carlos Sánchez, en finanzas. Y, tras analizar el sector, comprendieron que el negocio estaba en el sector industrial.

Hacia allí decidieron dar un giro y, en enero de 2017, fundaron Arvolution. La start-up incorpora la realidad virtual, aumentada e internet de las cosas a la gestión de la planta, incluyendo el almacén, de donde recaba información.

La mezcla de datos físicos y virtuales simplifica tareas logísticas, ya que los datos se despliegan en unos lentes inteligentes, guiando a la persona y liberándola de usar las manos. Esto hace que el trabajo sea 30% más rápido, en el caso del mantenimiento.

Como resultado, la productividad crece entre 10 y 15% y las pérdidas de inventario bajan en 10% al reducir el error humano, asegura Jiménez. Grandes empresas, como Nestlé o Coca-Cola, ya han probado la tecnología de Arvolution. El año pasado cerró con 3.2 millones de pesos en ventas. La perspectiva es elevarlas a 20 MDP este año, asegura el emprendedor de 23 años, la edad promedio de los 11 colaboradores de la empresa.

Para lograrlo, desarrolló una solución escalable para pequeñas y medianas empresas (Pymes) manufactureras, bajo un esquema de renta mensual Soluciones como ésta podrían ayudar a que las más de cuatro millones de Pymes en México se digitalicen, afirma Rodrigo Castañeda, vicepresidente de Innovación de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra).

Arvolution pretende sumar este año 100 nuevos clientes bajo esta modalidad. Por el momento, ya hay 18 pymes interesadas.

Además, demostrar los beneficios de la tecnología con las Pymes les ayudaría a llegar a más grandes empresas, considera Ulrick Noel, gerente senior de Innovación Digital en Deloitte.

Jiménez reconoce los retos que aún deben enfrentar, como el miedo a la innovación en las Pymes o la inversión, pero tiene claro su objetivo: convertir Arvolution en el referente de la Industria 4.0.

FUENTE: EXPANSIÓN

 

Regístrate y entérate de las noticias más relevantes.

*Te prometemos que no generamos spam.

Compartir ahora:

Haz un comentario

Tu dirección de email no será publicado.
Datos requeridos están marcados con *